31.10.12



...lo que el año pasado parecía una petición puntual del cole... empiezo a sospechar que se va a convertir en una tradición... así que, después de recoger la mesa, ya os podemos presentar a la boniata mamá con su precioso bebé, y al boniato tucán (aunque yo lo dejaría en la gama de "pájaro tropical ;)).








Panallets 

primera parte,
la masa. 




Los postres con almendra son muy típicos de la zona mediterránea que es tierra de almendros y olivos. El otoño es el momento de este tipo de postres, ya que es cuando se recogen las almendras. Se trata de postres muy calóricos, que es lo que nos pide el cuerpo al enfrentarse a los primeros fríos.

Los "panallets" son un dulce que, en Catalunya, es típico comerlo para Todos los Santos. Son de fácil elaboración, y en su proceso puede participar toda la familia!

Hoy he preparado la masa, que reposa en la nevera para mañana empezarle a dar forma. 4oo gramos de almendra molida, 300 de azúcar, un boniato asado (aunque también se puede usar una patata hervida o clara de huevo al punto de nieve) y un poco de rayadura de limón. Con paciencia se van amasando los ingredientes juntos hasta que quede una bola que no se te pegue en las manos. Dejamos reposar la masa como mínimo un par de horitas, y ya esta lista para convertirla en pequeños panallets de distintos sabores!

...prometo segunda parte de este post ;)

30.10.12


Coged la agenda y apuntad esta fecha: 8 de noviembre, a las 19'30 en Casa Sagnier.

Tenéis la oportunidad de asistir a una mesa redonda en la que tres de los grandes sabios del tejido nos hablaran, bajo su punto de vista, del proceso de extinción al que ha sido sometido el textil en nuestro país, del cómo y el por qué, y del punto en el que nos encontramos ahora, de las necesidades y de las esperanzas.

El encuentro lleva el título de "On erem? On som?", y nos brindará la oportunidad de tener sentados en una misma mesa a las almas del proyecto TeixidorsAixovarMas Marcè. Es una oportunidad única, no os lo podéis perder!

Más información aquí. Las plazas son limitadas, si queréis reservar escribid aquí: lagaleria@casasagnier.net

29.10.12

Arrinconado en la balda del armario siempre tenemos algún jersey que nos gusta y al que le tenemos cariño, pero que por razones muy personales e inconcretas, no nos ponemos.Este es mi caso! Este jersey con un caballo tejido fue un flechazo de hace un par o tres de años, pero que, con el día a día, he visto que no acabo de llevar a gusto... se me pega a las caderas y el largo es un tanto extraño para mi estatura ibérica... intenté arreglarlo, pero no funcionó, y si le aplico un arreglo más drástico me cargo al caballo, que és precioso. Así que lo he convertido en una funda de cojín tipo sobre. Estas fundas son los más sencillas de confeccionar, pero si os apetece os la detallo paso a paso :)


Yo usé mi jersey chulo, bies a tono, y un trozo de loneta camel. La funda era para un cojín de 45x45.
 ***


Corté un cuadrado del tamaño del cojín para el delante, centrando el estampado. Cómo el género es punto, no le añadí  ningún margen de costura porqué el tejido cede. Así que la cosa quedó en un cuadrado de 45x45 y dos rectángulos, uno de 30x45 cm y el otro de 22x45 aprox. 

Por uno de los lados, pulí los rectángulos con bies. Para que el bies os quede bien limpio al colocarlo, podéis seguir este tutorial.

Aproveché que me quedaban unos centímetros de bies y lo cosí para convertirlo en un pedacito de tira que me serviría para decorar el cojín.
***



Despues encaré los dos rectángulos con el cuadrado del caballo. Tened en cuenta que el que va a ser el rectángulo inferior de la pieza trasera de la funda, tiene que montar sobre el superior.

Cogí las tres piezas con alfileres, perpendiculares a la línea de costura. Entremedio, y mirando hacia dentro coloqué la cinta (en este caso bies) decorativa.
***


Lo cosí todo con un sobrehilado (zig-zag). En la parte de la loneta también lo pespunteé.
***




Cosí un par de presillas y botones en la apertura del sobre.
***


...y aquí lo tenéis en su habitat natural!


27.10.12



Muchas veces, al verme en foto, lo que veo es la edad. Pero no me asusto, siento la maravilla del tiempo... y me pregunto si estaré siendo coherente con lo que cada arruga y cada mancha indica que me corresponde.

...hello, it's me!

26.10.12



Aquest cap de setmana, si la pluja ens ho permet, anirem a buscar fulles, les eixugarem, i farem garlandes de tardor. Últimament els esdeveniments ens superen i encara no hem pogut fer una rebuda a la tardor com cal.

24.10.12


 Mochila color piedra con forro de cuadros




En la tienda podéis encontrar una nueva mochila! Esta vez en color piedra, trencilla negra, fornituras en oro viejo y forro de cuadros otoñales. Todo de algodón! Y además incluye, como novedad, el mosquetón para enganchar las llaves que tanto os gusta :)

Por su aspecto, diría que esta vez SÍ es tanto para chicas como para chicos!

Os dejo el link a la tienda para que podáis descubrir todos sus detalles.

20.10.12


Moments 11 

 




Bolosos que gustan, espiando momentos de silencio, frutas que llegan, caos en el estudio y una falda sin patrón.

19.10.12

capazo

 para The Crafter Project 
de LCW 



Cuando La Casita de Wendy me propuso participar en su segunda edición de The  Crafter Project, aparte de desprender emoción por los poros, empecé a maquinar mi pieza. 

Partir de cero me resulta muy vertiginoso, así que tuve suerte porqué me pude agarrar al tema de su última colección "there is no place like home". A menudo el tema es tan solo una excusa para no empezar a dar tumbos en el inmenso espacio de las ideas, y en este caso me sirvió para pensar en un "bolso" de casa, es decir, un capazo. El capazo lo cogemos cuando salimos a la compra y lo retornamos relleno de avituallamento, cuando vamos a la playa lo devolvemos con la toalla húmeda y restos de arena... el capazo también puede ser ese bolso que no sale de casa porqué lo usamos para guardar las lanas, los juguetes de los niños, retales, las herramientas de jardín, etc... 

Esta cesta también tiene un guiño a mis inicios, una "casita-llavero"  le acompaña. Estas casitas las hacía cuando abrí este blog, y en cuanto LCW se puso en contacto conmigo, supe que debía volver a hacerlas, a mano y poco a poco.

El capazo está hecho de loneta de algodón, va forrado, y incluye una cinta con mosquetón para no perder las llaves y un bolsillo grande hecho con tejido de la colección "there is no place like home".

Solo hay cinco unidades, y lo tenéis disponible clickando aquí, junto a las piezas que han diseñado mis compañeras para esta edición.




Ya solo me queda agradecerle a Inés la iniciativa y la confianza, a Elena la rapidez y polcritud en el momento en que tuvimos que coser los cinco capazos, a mi madre el cable que me echó con algún temilla técnico, y a Núria el tiempo regalado y su infinita paciéncia al permitirme que le hiciera montones de fotos.


17.10.12




Ahora que, poco a poco, voy preparando la terraza para el frío, os quiero hablar de una vid que adoptamos hará unos meses. 

Os acordáis de este post? En este post yo hablaba de lo que estaba plantando y de mis deseos de tener una parra. Este post hizo que Anabel se pusiese en contacto conmigo. Ella intuyó, por todo lo que hablo en el blog (hay que ver que se me escapa todo!), que yo vivía en su mismo pueblo. Ella y su familia estaban a punto de cerrar una etapa para iniciar una nueva aventura en su vida y se mudaban, lejos, muy lejos. Anabel ya había regalado todas sus plantas, pero le quedaba un pequeño tempranillo por dar. Casualidades de la vida! 

Lo fuí a recoger un mediodía, a muy poquitos días de su marcha. Conocí a sus monstruas y, después de que ella me explicara las necesidades de su tempranillo, le prometí cuidarlo y mandarle alguna foto. Os juro que cuando salí de allí, muy tocada por la magia de los encuentros on-line, aquella vid era solo un tronquito pelado y seco... supongo que ella me vió la cara, porqué me aseguró que estaba vivo, que tardaría unos años en ponerse esplendoroso, pero que latía y que le daba mucha pena desahacerse de él. 

En casa lo trasplanté y esperé... y de aquél tronquito empezaron a salir finas ramas que desplegaban enormes hojas verdes. Es precioso! Ahora ya mide más de un metro, y sus hojas empiezan a teñirse de tonos rojizos.

Me encanta tener una pequeña parra que no llegó a mi casa porqué sí, y siempre me recordará a esa Anabel que yo conocí con sus aventuras de antes de partir ♥

16.10.12


Ya tengo ganadora del Clutch Bayadera! Con el número 34, se lo lleva Sweet Vanilla!!!

...tengo un mini video, testimonio muuuy casero, del momento sorteo. A los niños les chifla ayudarme en estos saraos! También le tengo que agradecer a mi chico el cable que me echó cuando empecé a tener problemas técnicos para imprimir todos los comentarios ^_^

Y también agradeceros a vosotros, que pasáis por aquí, todas las felicitaciones y comentarios hermosos y ganas de participar que volcasteis en esa entrada. Dan muchas ganas de seguir trabajando con respuestas tan cálidas como la vuestra. Gracias, gracias, gracias.


video

15.10.12



Este fin de semana le he hecho una bata a Ramon! El patrón, aunque lo he modificado un poco, es del precioso libro Little things to Sew

Cuando se la he probado se ha mirado de arriba abajo y un poco vergonzoso me ha soltado un: "...es un poco rara, las batas no son así... las batas tienen cuadritos!". Me lo he visto venir, le he dicho que ésta era mejor, que era como las de los mecánicos o los médicos, que tampoco llevan cuadritos, y que encima tenía un bolsillo, que se puede cerrar con un botón a presión, para no perder ninguna piedra de las encontradas en el patio. Creo que lo he convencido, pero recordadme que la próxima se la haga en vichy azul!



14.10.12






Resumen de las últimas semanas en Instagram (caterina_perez). Como véis, todo va cogiendo un tono más otoñal y fresco.

10.10.12




La Bayadera, ese tejido de rayas multicolor verticales, de trama espaciada y rústica... al verla en la tienda de tejidos me recordó a algo que había tapizado mi abuela para el patio, no sé exactamente si eran unos cojines o una tumbona, pero era bayadera en tonos verdes y rojos, y yo una niña. Quién me iba a decir que con ese recuerdo yo haría un bolso de mano!

Estoy contenta porqué creo que me ha salido un bolos bastante versátil. De tamaño generoso, pensado para llevarlo tipo cartera de mano, aunque incluye una asa de ante para poderlo colgar en bandolera y darle otro aire.

Y es el pistoletazo de salida para mi nueva herramienta de fornituras!

Si queréis algunos detalles más, podéis visitar el nuevo Clutch Bayadera en la tienda.


Por cierto el sorteo está cerrado, lo realizaré este fin de semana, que necesito un poco de tiempo para llevarlo a cabo. Hasta pronto!




9.10.12


Vuelve el "The Crafter Project" para "La Casita de Wendy". Y en este caso he tenido la suerte de participar. Mucho respeto y mucha ilusión fue lo que sentí cuando se me planteó la posibilidad. Y luego, manos a la obra!
   





Esta semana podréis ir descubriendo todos los proyectos. Me moría de ganas de ver lo que han estado tramando mis compañeros de edición! Se trata de ediciones limitadas de cinco piezas que, en breve, estarán a la venta en la tienda on-line de La Casita de Wendy. Os avisaré.

Estoy preparando un pequeño post con algunos detalles del capazo que he hecho para la ocasión. Mientras, muchas-muchas gracias al equipo de LCDW por esta oportunidad!

************



8.10.12







Parece que tenga una colección de manitas concentradas en encontrar el camino para hacer buenas puntadas, verdad? El porqué es muy sencillo. Resulta que unas amigas y yo, teniendo hijos de edades similares, unimos medios y esfuerzos para conseguir que las largas vacaciones escolares nos permitieran seguir un ritmo digno en el trabajo, que los niños tuvieran actividad junto a otros compañeros, y que la inversión económica fuese la mínima. La idea era que todo el grupito de cachorros pasara una semana, en horario escolar, en casa de cada familia. Mis amigas cumplieron con sus semanas en julio, y a mi me tocó a principios de septiembre. 

Creo que todas estaríamos de acuerdo en que la experiencia fue intensa pero divertida, con algunos aspectos a pulir, pero en general positiva. Y aunque en algunos momentos nos sintieramos un poco superadas, al fin y al cabo estábamos convencidas de que nuestros hijos sentían que la opción que habíamos elegido para ellos era un gran plan.

En mi caso fue muy importante organizar bien el día, establecer rutinas y algunas normas muy claras. La hora de después de comer era un poco caótica, así que propuse una actividad que nos concentrase: coser. Y durante aquellos cinco mediodías, después de recoger la mesa, nos dedicamos a hacer la servilleta, con su bolsita, para el cole que empezaba en breve. Me encantó explicarles que era una dobladillo, que era un hilván, que era un sobrehilado... Todos hilvanaron su servilleta, diseñaron un motivo para la bolsita y lo bordaron (cada uno con su nivel). A las más mayores, que eran las que sentadas en la silla llegaban al pedal de la máquina de coser, les pude enseñar, con muchas precauciones, a hacer sus primeras puntadas a máquina. Estaban entusiasmadas!


No me diréis que no son preciosas estas puntadas desordenadas y hechas con orgullo y esfuerzo!









Aquí tenéis parte del resultado (en su momento, con la emoción, no atiné a fotografiar lo que habían hecho, así que solo tengo el de Rita y Ramon). 

Los niños estaban requeteorgullosos de su trabajo... ¿y yo? ¡contenta es poco!