23.3.12





Tengo un limonero que nunca me ha dado ni un limón, pero lo quiero y es verde y esbelto. Y respeto su opción de no dar ningún fruto ya que tiene que ver con algo de la polinización... así que creo que no le puedo pedir más a un joven árbol de terraza.

Tengo un laurel muy resistente que este invierno ha enfermado un poco. Le han empezado aparecer unas melazas que estoy tratando, y que estoy convencida que pronto curaremos.

Tengo fresas que cada "x" tiempo se esfuerzan en ofrecer diminutos frutos rojos que aparecen después de sus florecitas blancas.

Y este año tengo un grosellero!! Ya os diré si funciona... lo veo muy nórdico yo para nuestra terraza mediterránea, pero lo estoy mimando mucho, y de sus sequitas y enclenques ramas ya han empezado a aparecer unas hojas que se van desplegando cada vez más.

Pero la estrella de nuestra plantación de frutales de este año es un manzano. Un manzano está creciendo en nuestra terraza! Cada vez que entramos en el centro de jardinería, le doy la lata a mi chico con que me encantaría tener una vid... pero la verdad es que un manzano o una higuera también está en mi lista de deseos. Así que, días atrás, paseando por un sitio tan poco verde como una gran superficie comercial, vi, mientras empujaba el carro, nuestro manzano mezclado entre esquejes de ciruelo, todos ellos de oferta y envasados como si de una nancy se tratara. Sondeé un poco a la familia, y cuando vi que los niños se emocionaban ante la idea de ver crecer un árbol que nos daría manzanas rojas (inocentes...!), y el resto del porcentaje familiar me dejaba cancha para mis fantasías campestres, no dudé en adoptarlo y meterlo con cuidado entre yogures, cervezas, alcachofas y macarrones. Solo es un tronco con cuatro hojas feúchas, creo que mi chico no tiene muchas esperanzas puestas en él, pero yo lo miro emocionada ante la mínima posibilidad de que pueda crecer un poco, solo un poco, proporcional a su maceta... no te pido más, manzano.

Si acaso otro día ya os hablo de las aromáticas y las verduras. La primavera no sé si me altera la sangre, pero me provoca un efecto "I love green" escandaloso!


10 comentarios :

menduca dijo...

Ya he regalado casi todas mis plantas y nadie quiere mi mini vid de tempranillo. Es muy pequeña, tan sólo un palito porque la rama que tenía la mandamos como esqueje en la valija de mi madre hasta argentina (y allí brotó!)
Te aviso porque sino el plan era ir a plantarla a la reserva. Ahora no se ve muy viva pero lo está.

Maria dijo...

Pues yo también tengo ganas de adoptar un arbolillo para mi terraza, soy especialista en todo tipo de cactus, es lo que mejor se me da, las bugambillas que tanto me gustan no me quieren demasiado...y te entiendo...porque estoy toda emocionada viendo como mi orquidea dada por siniestro total ha empezado a resurgir de las cenizas!!!!! :)

Gretelain dijo...

Jajajaj! Yo tengo un limonero que cada vez que lo veo me pongo de mal humor, no limón ni na...

ladytacones dijo...

Yo tengo un limonero precioso en mi casa de campo de Córdoba...

ladytacones dijo...

Yo tengo un limonero precioso en mi casa de campo de Córdoba...

Paula dijo...

A mí me pasa lo mismo, me pongo de un verde espectacular y sueño con comer algún día solo verdura de mi jardín (con mis seis metros cuadrados de terraza es apenas eso, un sueño).

Este año he plantado semillas... y tengo un montón de frambuesos que se reproducen tan rápido que da miedo...

Nemo. dijo...

Ayy es mi tema pendiente. UN LIMONERO. En mi casa no tengo mucho espacio pero en el trabajo que es como mi casa tengo una terraza inmensa, pero poco tiempo-. Y ya hago bastante con tener mi huertecillo de verduras y hortalizas, pero siempre que llega la primavera es verdad que me apetece poblarlo de verde

http://blog.sacelen.com
www.conideasyaloloco.com

Azulitoclaro dijo...

¡Qué bello! Ya desde aquí te mando fuerzas para que "peleche".
Un abrazo,
A.

FCO. JAVIER dijo...

Pues yo tambien tengo un limonero, de la variedad "4 estaciones", en mi casa de Alboraia (Valencia), y también tuve que poner a prueba mi paciencia, esperando limones desde el primer día. Mi hijo, el agrónomo, me dijo que había que esperar a que el árbol "se situara", y tardó casi tres años en florecer por primera vez. Lo que pasa es que el azahar es tan esplendoroso, que recompensa la espera. No te preocupes, que le dé el sol, y cuando él quiera, ya florecerá...
JAVIER LLORENS. (Soy el padre de una de las alumnas de los miércoles por la mañana)

AH! dijo...

Acabo de adoptar unas fresas, quiero plantar lechuguita en mi pequeño balcón interior, pero no "tengo mano" con las plantas... y si se me mueren lo paso fatal y me siento culpable :((
Aiss le hablo mucho a mi fresón para que sea fuerte y que no se preocupe si no da fresas pero que esté hermoso y verde y crezca sano y fuerte :)