26.7.11

costuras de verano




La mesa que yo imagino en nuestra terraza se me resiste. O es demasiado cara para nuestro presupuesto, o no es exactamente lo que mi mente desea. Así que, viendo que el verano avanza y teniendo ganas de aprovechar la terraza para cenar bajo los últimos rayos diúrnos y hacer apertivos bajo el toldo, nos hemos hecho con una mesa de esas de plástico blanco, feas , bastante feas, aunque funcionales, muy funcionales. Es la más barata que encontramos, ya que su papel es el de "telonera" de la que yo deseo.

He desenterrado un recorte de hule muy kitsch para vestir nuestra nueva mesa. Lo redondeé y le cosí un biés alrededor. Antes de conocer a Elena, yo aplicaba el biés simplemente planchándolo por la mitad y cosiéndolo a la pieza para recubrir sus bordes. Ésta fórmula, que a menudo es muy útil, te obliga a estar muy atento a que estés cosiendo bien cogido tanto un lado como el otro del biés, cosa que a menudo te obliga a volver para atrás y descoser. Elena me enseñó otra forma de hacerlo, que, aunque es un poco más entretenida (porqué tienes que pespuntear todo el perímetro de la pieza dos veces), es mucho más perfecta, sencilla y da mejor resultado.

Mientras iba haciendo el mantel, fuí fotografiando todos los pasos. Para vosotros/as, por si os sirve conocer otra forma de aplicar el biés (aunque quizás no os esté decubriendo nada nuevo!), y para mi, para que quede en mis apuntes costuriles. Lo guardaré en mi carpeta de: fácil y útil.

Vamos allá:




Cosemos el biés, abriendo su parte interna, a lo largo del hule. Vamos cosiendo la parte interior (la fea) del hule pespunteando la línea que nos marca el pliegue del biés.




Cuando las dos puntas de biés se vuelven a encontrar, doblamos un poco la de abajo inclinando ligeramente la punta superior. De este modo nos va a quedar más limpia la unión de las dos puntas.




Pulimos la costura, vaciando un poco de hule y biés.




Y luego solo nos queda ir cerrándolo de forma que nos quede escondida la primera costura debajo del mismo biés.




Cuando aterrizamos aquí y todo ésto era una trinchera de cajas, mi madre me dijo algo así como: "Si quieres, mañana me vengo y te ayudo a colgar cortinas y lámparas! Para mi, en todas las mudanzas ésto es lo primero. No sé, pero te hace sentir más...".

Le hice bastante caso. Mi madre es una experta en mudanzas. Cierto es, las cortinas y las lámparas son lo que hacen "hogar". Creo que no solo por el elemento en sí. Creo que porqué ambos tienen que ver con la luz.


Y con ésto pretendo, y prometo, zanjar el tema mudanza. Ya no nos queda ni una caja por abrir.

23.7.11








Tengo una amiga, Amanda. Forma parte del grupo de amigos que tienen que ver, mucho, con lo que uno es.

Nos vemos poco, ahora nos separan un montón de quilómetros. Pero aún así, cuando me pasa algo gordo, a quien me apetece llamar es a ella... sus logros me hacen chispear de alegría... sus chismes me hacen reír... verla me da energía! Admiración y amor van de la mano, agarradas bien fuerte (lo sabes, niña ¿verdad?).

Amanda estuvo en Venecia no hace mucho. En su maleta llevaba un gorro "caterina pérez" de hace unas temporadas, y una falda que hice especialmente para ella hará un montón de tiempo. Y estuvo tan feliz en Venecia.... inquietante ciudad... que su chico, Zoïc, le pudo tomar un montón de preciosas fotos, que ella luego se entretuvo a editar. Las fotos han supuesto un regalazo, pero lo que más me ha gustado es verla. Verla rellena de tranquilidad y amor.

21.7.11





Mucha actividad en mi taller. Todo lo que viene en otoño tiene que estar hilvanado antes de que nos vayamos de vacaciones!

Todavía quedan algunas piezas rebajadas.

...y otra cosa! guardad un huequecito en vuestras agendas para el siguiente curso...estamos preparando cursos muy chulos en Casa Sagnier. Las matrículas serán a mediados de septiembre. Os pasaré la información más concreta cuando nos acerquemos a la fecha.

20.7.11

puro y a mano









Unos posts atrás os mostraba un poco del handmade que rondaba por casa... lo que os enseño hoy es mejor, porqué es handmade hecho con las manos de otros. Auténticas muestras de amor!

Unas flores crocheteadas por mi amiga Núria, para las que tengo grandes planes; un detalle de una clienta que ha llegado a mi buzón (♥); una muñeca que me regaló una alumna, Anna, tejida a mano, preciosa y blandita; un perchero de madera que me hizo mi abuelo cuando era pequeña... pronto encontrará su sitio, seguro; una cojín tricotado por mi bisabuela! ...todavía no entiendo como lo he tenido tanto tiempo en el fondo de una caja ;)

16.7.11

Julio a sus anchas
actividad en el huerto


El día de la mudanza, uno de los operarios me llamó desde mi balconcito, y con las manos en jarra me pregunta: "Caterina, ésto lo dejamos, verdad?". El "ésto" era una enorme tomatera, de casi un metro sesenta, agarrada a un cajoncito de plástico, llena de florecitas amarillas y pequeños tomatitos verdes. Yo respiré hondo, y dibujando mi mejor sonrisa, y poniéndole ojitos de niña-que-pide-un-último-pedacito-de-tarta, le solté un: "Hombre.... no la vamos a dejar aquí! Estamos a punto de poder recoger tomates!". Me miró pensando que no todos los operarios de mudanzas podían contar, cervecita en mano, haber trasladado una tomatera (única) gigante, y me dijo: "Haremos lo que podamos, pero no te aseguro nada, eh?". Aunque lo que quizás realmente pensó fue que yo era una clienta medio loca y punto. Y ya se sabe, como el cliente siempre tiene la razón, la cargó en el montacaragas a regañadientes.

La verdad es que sus altas y finas ramas llegaron muy dobladas, algunas medio partidas. Espachurrada sobre el cajón de tierra, y habiendo perdido la mitad se su altura. Yo la recompuse atándola de nuevo en sus cañas, pero aún así, no tenía demasiada fe en que ninguno de los tomatitos cogiera color. Estaba claro que ante aquel estropicio, en un par de días me despertaría y encontraría todas sus hojas amarillas. Pues no! Debe ser que la nueva terraza tiene buen sol, que nos hemos aplicado mucho regándola, y que ha llovido bien, pero estamos recolectando tomates! Son pequeños, y dan color y sabor a las ensaladas.





También tenemos florecitas blancas que pronto serán pimientos brillantes.






Y enormes flores amarillas que se han convertido en calabacines.







Cristina se está haciendo un huerto estupendo, y con sus explicaciones y avances está consiguiendo que me reenamore del mío... con sus bichitos y todo!

13.7.11

mochilas en la tienda!



...ni a la playa, ni a la montaña, ni al campo, ni a la ciudad... no podéis iniciar vuestras vacaciones sin una mochila de Les Bags! Indispensable para vuestros días de relax.

He hecho un modelo nuevo en color visón, con el forro en jacard azul azafata y cierre de cartera. Y también he hecho unas poquitas en color berenjena, las últimas, pues he terminado el retalito de lona que me quedaba. Los detalles, en la tienda :)

Ah! y recordad que todavía quedan algunas piezas de rebajas!

11.7.11


Las clases de costura están resultando una buena excusa para volver a coser para mi. Piezas sencillas y fresquitas. Que le vamos a hacer si para preparar las clases tengo que desempolvar conceptos y practicar...

8.7.11

Summer evenings




sí, summer evenings...con nuestros amigos, con nuestros hijos!

feliz fin de semana


7.7.11




Hace años, Andrés viajó a Japón. Dejó todo lo que aquí tenía, y siguiendo su instinto, su interés por la escena y la expresividad del cuerpo, viajó a Japón. Conociendo a Andrés, hombre de decisiones lentas y transiciones poco estridentes, siempre he sentido curiosidad ante lo que ocurrió dentro de él en aquel momento ;)

La cuestión es que se fue a Japón, y allí tomó clases con Kazuo Ohno, y después de ésto pasó una intensa y larga temporada con Min Tanaka... cosa que le hizo crecer como intérprete, artista y hombre... y experiencia que lo embriagó de confianza para poder ir creando su propio lenguaje. De esta experiencia, de este punto crucial en su vida, de los orígenes, tenía que hablar en algún momento de su trayectoria, y este momento ha llegado, y se llama Odori Gokoro. Odori Gokoro es un solo que ha preparado Andrés a modo de regalo para sus maestros, un agradecimiento hacia estos dos hombres que, aún habiendo pasado tantos años, siguen estando presentes en sus pasos.


Podría hablaros mucho más de Andrés, llanamente y con amor. Podría contaros de su honestidad, de su sabiduría... de sus dudas y su cabezonería... de algo que hay en sus poros que le hace moverse por intuiciones y sin planificar, de su facilidad por rodearse de gente con la que se siente bien acogido... de la pureza de su trabajo.... de que es un gran maestro... Podría hablaros mucho más de él, pero quizás en otro post. O no. Ahora sólo escribo para avisaros del que el viernes estrenamos en el Mercat de les flors dentro de la programación del Festival Grec, y que estaremos hasta el miércoles 13. Que estaría bonito si os apetece pasar... que si sóis novatos como espectadores de una pieza de Andrés, tenéis que venir con la mente abierta... que no os esperéis un espectáculo de danza de la D a la A... aunque Andrés iniste en que "baila", lo que a mi me gusta de "lo que hace" y de su forma de plasmar en el contexto escénico su yo, es todo lo que me conecta con el teatro (en cuanto a expresividad) y todo lo que me conecta con la poesía (en cuanto a construcción de la pieza, en cuanto al ritmo que adquieren sus espectáculos, sus silencios...).

Nada más. Feliz fin de semana y hasta el próximo post!


Ah! las primeras fotos son mías, pero éstas de aquí abajo son de Pep Daudé, que él SÍ que sabe de fotos... no como yo, que a la que no hay luz natural, no doy pie con bola! Juro que estas vacaciones me estudiaré un poco el tema ;)




...otra cosa! os habéis fijado? Andrés lleva mochila en esta pieza... será que una no para de repartir mochilas y bolsos por ahí?? Realmente, en cualquier plano creativo, aunque sea una pequeña colaboración, uno va dejando plasmado "el tema" del que está empapado en el momento... :D

5.7.11

muy hechoamano






...algo de "hechoamano", con las mías, que últimamente circula por casa:

-Un intento de collar de hojas tricotadas en perlé. Las hice con unas agujas de bambú tan finas, tan finas, que parecían palillos!

-Una funda para las gafas de rita. La perdió, y cuando ya la dimos por desaparecida definitivamente, nos decidimos a hacer una. Ella hizo el dibujo y yo el resto. No hace falta que os diga que, al día de estrenarla, apareció la funda antigua, verdad?

4.7.11


Si yo entrase en la tienda de Les Bags para aprovechar las rebajas, no dudaría en hacerme con una Tren Bag en color lima! Por veraniega, por compacta, por fresquita, por amarilla, por tener cremallera, por su asa de piel en color hueso, y por.... por ser un capricho muy útil!

¡Qué empecéis el mes de julio con buen pie!

3.7.11




...el verano que nos sugiere Gerda Muller en su librito sobre esta estación que se despliega a lo largo de los próximos meses. Eso intentaremos, escucharlo y aprovecharlo!